Deseos

Material de Lectura

Poemas para 66143

Yo vivía en una torre que custodiaban tardes de susurrantes collares. Tal vez dormí, tal vez soñé que un ruiseñor sediento secaba los mares. Tortugas sospechosas empezaron a seguirme.

POEMAS VARIOS

Caen los rostros a oscuras, las palabras cerradas. Esta tiniebla sorda, este silencio donde apenas se eriza un escarpado grito de bestia solitaria, o atraviesa el aliento de una maligna órgano invisible, es ya la acaloramiento de una sola tumba, es la victoria de una sola muerte. Estamos ya arrasados, detenidos, fuera ya de nosotros, fault ribera ni centro, sin nombradía ni memoria, perdida ya la clave del límite, la cifra de nuestra propia imagen y su espejo. Se ha trascendido el círculo.

REMOLINO INTERIOR

Mistral, Gabriela. Cartas de amor de Gabriela Mistral. Santiago de Guindilla.

POEMAS VARIOS

Yo no sé si es que parto o que llego si es que hablo o que callo. Caminando por las avenidas y llanos yo dejé mis recuerdos guardados en los charcos de bronce. Entretanto le busco el manubrio a mi bici que da volteretas de cien pejerreyes sobre un cometa avieso. He llegado cargado de plumas risueñas al portón de mi casa. Y no sé si volver o quedarme si quedarme o seguir. Yo me siento bajo un eucaliptus mientras pasa a mi lado equilibrando un remolino en la cabeza una gallina de cristal. Mi lecho me trae en tres ampolletas de plumas un puñado de pepas menudas. Cuando recorro la plaza me gusta que denial me entiendan, pastillas de menta compro Voy a sentarme a la plaza de pena, de pena, pena, y acaso a la plaza llego la ágora, plaza me alegra. Si digo que por las piedras circula una voz de seda, quiero decir que en el río me bebo la luna llena.

255256257258259260261262263

Leave a Reply